Testimonios

 

 

¡SIMPLEMENTE… ESPECTACULAR!

Simplemente… ESPECTACULAR… todo… desde el encuentro en la terminal 2 del aeropuerto de Barcelona… hasta ahora… que todavía, en cierto modo, me considero con toda la Caravana…. el grupo, Óscar, las mochilas, los bereberes, los camellos, la arena, las piedras, el calor, los miedos, las sorpresas constantes, la manta de estrellas, el “whisky” del desierto, los fuegos de noche, las risas, las complicidades, los llantos, las ruedas mágicas…, los campamentos, la Jaimas, “el ángel del desierto”, Zagora, la arena, las dunas, los comidas, las naranjas, los dátiles, la ducha salvaje…

Gracias a Todos y a TODO… por  poder hacer posible esta Gran experiencia… que a mí, personalmente, me ha cambiado tanto… y me ha hecho dar un gran paso adelante… para caminar mucho mejor por la vida… 

Gracias… Sí… y Por favor… Siempre! 

RMARQUINA
Ramon Marquina, Barcelona.

Caravana Semana Santa 2017

 

El DESIERTO EN MI

El desierto apareció en mí, en el momento exacto, en ese instante en que al oírlo todo tu SER reacciona y sabes que ya no hay otra opción.

Pensé que la experiencia sería grande… pero fue INMENSA.

Llegue al desierto con miedos, preocupaciones, tristezas, ansiedades… y no sé cómo… porque no lo sé, él tuvo el poder de desmontarlo todo.

Quizás fueron mis compañeros maravillosos que me sostenían constantemente en los momentos de debilidad, mostrándome también la suya…
Quizás fue Óscar con su sutil pero sólido acompañamiento el que me daba la seguridad de que todo estaba bien… o tal vez la calidez y la complicidad de los bereberes que siempre estaban allí…
Quizás el té reconfortante que me hacía sentir que lo mejor, está en esas pequeñas cosas.
O el hecho de sentirme tan pequeña y grande a la vez frente a la austeridad del desierto.
El pan recién hecho o una mirada de Alma a Alma…

Sea lo que fuera… permitió que mi verdadero Ser fuera apareciendo paso a paso en esa arena, sin reparos, en silencio cada vez más segura y feliz.

Lo que vi, sentí, viví… queda impreso, imborrable y siento que ha cambiado algo en mi, algo profundo, muy profundo.

Gracias a todos los que habéis hecho que esta experiencia sea ÚNICA.

rriu

Raquel Riu. Albelda (Huesca).

Caravana Abril 2017

 

DEL DESIERTO ME LLEVO EL SILENCIO 

Del desierto me llevo un grupo de amigos, un montón de experiencias compartidas y un gran tesoro dentro de mí que ya nunca me abandonará. Sabía que habría un antes y un después de este viaje, pero no me imaginaba la magnitud de este cambio.

Me llevo el silencio. Mi silencio. Que, desde que volví, me acompaña allá donde voy. Si algún día, por aquellas cosas del día a día, pierdo mi centro, volveré atrás, a estos días vividos en el desierto de Chegaga y me será fácil reencontrarlo, pues he aprendido donde buscarlo.

Es alucinante cuántas cosas puedes hacer y a cuántas te puedes dedicar cuando no tienes nada que hacer. Cuando el tiempo deja de existir. Cuando estás desconectado del mundo, pero conectado contigo mismo. Es Genial. Gratificante. Maravilloso. Alucinante. Simplemente … Bestial.

La paz, la calma, el silencio, los compañeros de viaje, los guías (Óscar y Hamid), los camellos, los bereberes, su atención y dedicación, gentileza y generosidad, grandeza y humanidad. El sol, las dunas, la arena, la luna, las estrellas, los satélites, las noches, los días, las hogueras, los desayunos, los encuentros del grupo, las risas, el pan, el té verde con menta, la música, la percusión, el café con canela, el tajine, el viento, los idiomas… me voy orgullosa y satisfecha de todos vosotros y de todas esas cosas pero, sobre todo, de mí misma.

Ha sido un viaje de desconexión del exterior para conectar con lo más importante: mi interior y lo que realmente es importante y vale la pena.

El desierto me ha permitido conectar con lo esencial, aquello que es invisible a los ojos y me vuelvo a casa enamorada. Enamorada de la vida y del desierto del sur de Marruecos. De su majestuosidad y su espiritualidad.

Gracias, Oscar, por permitir a las personas que arriesgamos, vivir una experiencia única e inolvidable.

El desierto me acompañará siempre donde quiera que vaya.

Inshaallah!

Montse

Montse Rubio. Sant Llorenç d’Hortons (Barcelona).

Caravana Abril 2017

 

EL ESTADO DE CONCIENCIA Y LUCIDEZ QUE NUNCA ANTES HABÍA SENTIDO

Hace una semana que he llegado del desierto. Me apunté a esta experiencia sin ser suficientemente consciente de lo que iba a buscar. Recuperar mi ritmo natural, lento y largo, en medio de un entorno majestuoso, entre la imponencia de la hamada, el abrazo cálido y maternal de las dunas y el silencio profundo, me ha llevado a un estado de conciencia y lucidez que nunca antes había sentido. Sé que he vivido algo importante, que ya llevo dentro de mí. Muchas gracias a los que habéis estado conmigo en este camino, por las miradas, los abrazos, las sonrisas, las palabras y los silencios.

Elisenda

Elisenda Torres. Granollers (Barcelona)

Caravana Abril 2017

 

EL PRIMER DIA DE MI NUEVA VIDA

Escribo estas palabras a solo unos pocos días de haber vuelto de la caravana, y aunque ya estoy de nuevo sumergida en el día a día de mi vida, siento que algo muy profundo de mi ser se ha quedado alli, y algo muy grande me acompaña, se ha venido conmigo, y siento la grandeza de la magia del Desierto y de las personas que han formado parte de este viaje, simplemente únicas.
Compartir tantos momentos con mis compañeros de viaje, los bereberes, Ahmit y Óscar, han hecho de esta experiencia algo único, difícil de expresar, pero fácil de sentir…

Gracias a t@d@s, no tengo palabras para agradeceros todo lo que he sentido, vivido y experimentado con cada uno de vosotros, me llevo conmigo un caravan de alegría por haberos conocido en este inolvidable viaje.

Aquella noche tumbada en lo alto de la Duna, sentí que me fundía entre la tierra y el cielo, entre la arena y las estrellas.
Y al amanecer tuve la certeza de que empezaba el primer día de una nueva vida, empezaba a caminar con un paso más firme.

Gracías a Ahmit por ser.
Gracias compañeros por estar.
Gracias a Óscar por ser, estar y crear la magia que nos envolvió t@d@s entre la fina y cálida arena del desierto, la inmensidad de las dunas, el despertar entre risas, el abrazo del atardecer y la cuna del anochecer.

Insh halla!!!
Hasta siempre!

IMG-20170419-WA0007

Susana Jiménez. Terrassa (Barcelona)

Caravana Abril 2017

 

NUA

Ara sento un abisme: explicar l’experiència. També certa enyorança, però la busco i intento posar-hi paraules.

Començo pel record d’espai i la vista que s’allarga. Gairebé la respiració s’atura per la inmensitat d’espai per mirar.

Em fixo en els límits del temps que es desfan a mesura que avancen els peus en caminar.

Observo que em molesto si algú intenta enmotllar-me dins seu de nou. Anhelo i admiro aquesta llibertat que visc sense les hores i minuts. Únicament la llum i el seu moviment, únicament els passos que em traslladen a un altre context.

Observo que em pregunto pel sentit de caminar. On em duu? A vegades, em qüestiono el perquè del moviment, si la calma reposa,  m’acull en sienci i en ella puc descansar.  Si ja he arribat, per què he de marxar a cada pas?

Admiro la valentia i humiltat dels companys i la meva pròpia, honro les nostres veritats, tant les lluminoses com les ocultes. Cada dia comencem de nou, i recordo emoció veient la caravana iniciant el camí, una i altra vegada, com ahir, i com demà. Junts. Tots. Iguals i diferents.  Els d’aquí i els d’allà.

Des d’aquesta mirada lenta a les petites coses, veig els detalls que fan la vida tant VIVA.

Ara ploro per por a recordar més. Queda tant lluny i tant a dins meu, que em fa por fer mal a la  tendresa del silenci pur.

La ment clara i subtil acompanya els passos cap al no-res.

I què dir de les nits? La bellesa captiva i enamora, sagrada i present. Misteriosa.

I aquí, el meu gra de sorra.

Gràcies.

laia segarra

Laia Segarra. Sabadell (Barcelona).

Caravana Abril 2017

 

GRACIAS AL DESIERTO POR LO QUE HA DEJADO EN MÍ.

…La calma de su silencio, la luz y calor de su sol, el azul de su cielo de día y su techo de estrellas en la fría noche…
Gracias a Òscar por guiarme, gracias a los bereberes por cuidarme y a tod@s l@s caravaner@s por acogerme….
Primero sentí que formaba parte de la naturaleza, luego me sentí parte del grupo y poco a poco me sentí a mí misma.

El desierto, una vez que lo has vivido, se queda contigo.
Insh’ Allha!!!!!!

20161229_163714

Maria José. Barcelona.
Caravana Fin de Año 2016

 

NO EXISTE

foto-toni-bueno

El silencio no existe.
Es el viento entre los pinos.
Susurros de arena.
El petirrojo en la rama
las pisadas de tus pies.
El azul allá arriba.

El silencio es
cuando callas
y puedes oír
todo lo demás.

El bosque.
La soledad más amada
las viejas lágrimas sin importancia.
Aquellos que
sin estar aquí
tanto amas.
Lo que fue lo que vendrá
todo lo que respira ahora.

El silencio es
cuando callas
y puedes oír
todo lo demás.

Antonio Bueno. Sant Celoni.
Caravana Otoño 2016

 

“EL AGUA PURIFICA EL CUERPO Y EL DESIERTO PURIFICA EL ALMA”
Ésta fue la primera frase que escuchamos después de pasar una semana inmersos en el desierto y la que simplifica lo que viví allí. La experiencia de estar durante unos días sin estímulos externos y la facilidad en que los sentidos de repente solo saben mirar hacia dentro es espectacular. Durante los dias en el desierto disfrutas del silencio que hay

DSCN1507

en él. El oído se acostumbra y disfruta del silencio primero externo y poco a poco también interno. La vista se aclimata a los azules del cielo y beige/marrón de las dunas. El gusto igual, los sabores del desierto y la caravana sólo se pueden experimentar allí. Todos los sentidos y estímulos pasan a ser secundarios.
Gracias a la magia del desierto descubres partes de ti que estaban en la otra parte de la duna y que desde allí puedes visualizar y reconocerlas.
Definitivamente la experiencia en el desierto, vivir durante unos días en él, caminar, dormir y disfrutar de cada momento ha sido la mejor experiencia que he tenido en mi vida!
100% recomendable a TODO el mundo!
A must do!!
Mariona Ventura. Granollers.
Caravana Noviembre 2015

 

POCO A POCO QUE TODAVÍA ESTOY EN LA DUNA…

La experiencia es única, saborear el recuerdo, el lugar, la gente, el aroma, la luz, la alegría y paz…

20151221042626
Fantástico reset cerebral, sin contaminación de información…
Cuando volvimos, me costo coger el ritmo loco del día día, mi frase era, poco a poco que todavía estoy en la duna… y ahora en momentos de stres… me refugio en ella.

Olga Sahún. Barcelona
Caravana Noviembre 2015

IMG_20151105_123030

LOS COLORES DEL SOL EN LAS DUNAS

He sido integrante en la caravana de noviembre 2015. Ha sido una experiencia inolvidable. Gracias a el equipo bereber, a Omar, a todos los miembros de mi caravana y especialmente a Mariona y Oscar. Volví encantado y unos 2 meses después sigo encantado. La arena, los colores del sol en las dunas, dormir viendo las estrellas, subir las dunas, convivir sin mirar reloj. Ha sido una gran experiencia completamente recomendable.

Luís Ostiz. Barcelona
Caravana Noviembre 2015

SUSPENDIDA ENTRE LA ARENA Y EL CIELO.

11209366_1513511972304227_4353603666045531603_n

Como dijo Gonzalo Moure: “Levanté la mirada y un enjambre de estrellas me golpeó en el corazón a través de las pupilas dilatadas. En ese instante luminoso, suspendida entre la arena y el cielo, llegué a creer que nunca más vería algo tan hermoso”
Gracias compañer@s por vuestro granito de arena y gracias Mariona y Oscar por vuestra aportación.

Alicia Buil. Barcelona
Caravana Noviembre 2015

TAN SENCILLAMENTE PROFUNDA Y HERMOSA.

IMG-20150409-WA0024

Conocí a Oscar y la propuesta de caminata por el Desierto con la que de inmediato me conecte… Hoy recibo esta invitación con el gusto de reconocerme en la Caravana; es que ya fuí y vine; con la experiencia de lo vivido en la memoria de mi corazón… como una huella vital…. tan sencillamente profunda y hermosa que me anima a difundirla y recomendarla…

Roxana Fernández. Montevideo
Caravana Abril 2015


TRAVESIA POR EL DESIERTO.

La primera noche ya quise experimentar dormir fuera de las jaimas, aunque todavía muy cerquita de ellas….. pero poco pude dormir. La noche iba avanzando, estirada dentro de mi saco, con la mirada constantemente al cielo, observaba como la luna iba dando la vuelta,  de izquierda a derecha,  diciéndome que aquella ilusión se había hecho realidad. Fueron muchos los pensamientos aquella noche….. hasta que finalmente me dormí(…)

(…)Es difícil explicar todas las sensaciones que durante la estancia en el desierto pude experimentar.  En primer  lugar porque son muchas y podría escribir páginas y páginas IMG_8051sobre ello. Y en segundo lugar  porque, aunque las experimenté allí, todavía hoy sigo reflexionando sobre algunas ellas….. transformándolas aquí(…)

(…)Aprendí de mis compañeros y ahora amigos….., y me llevo un poquito de cada uno de ellos. Sembré,  sin pretenderlo previamente y sin darme cuenta, un nuevo camino a seguir,  descubriéndolo una vez ya estaba aquí.

El desierto me dio lo que ningún otro lugar me había dado hasta el momento. Allí dejé muchas cosas, pero me llevé muchas otras más.  La arena del desierto sigue conmigo también al llegar aquí. Esa arena suave que tanto me gustaba tocar, se mezcló entre todas mis cosas…. quedándose para siempre(…)*

*Puedes leer el texto completo en al final de esta misma página, en el apartado de comentarios.

Silvia Ruíz. Barcelona
Caravana Abril 2015

ARENILLA.DSCN0798

Hoy no tuve que andar dos dunas para ir al servicio, tampoco hice chikung colectivo, y eso si, me rasuré la barba y me duché , largo y plácidamente … pero no lo suficiente para sacarme esta arenilla que me fusionó con el desierto, la misma arenilla de todos vosotros que continúa en mi piel.
Gracias a cada uno de mis compañeros/as de caravana.

                                                                                                            Jaume Llorach. Barcelona
                                                                                                                   Caravana Abril 2015

EXPERIENCIA DESIERTO.

La primera vez que estuve, fue casual, se me estropearon otros planes y en el último momento me apunté porque no tenía mejores planes. Yo, que soy alérgico al sol y que no me pueden encontrar en la playa más de media hora, he descubierto que el desierto es mi lugar.

Desde mis dos viajes al desierto solo me resuenan palabras de agradDSC_0594ecimiento.

Gracias a los amigos tuaregs, que además de cuidarnos, es difícil encontrar sitio que se coma mejor, nos enseñan con su forma de vida a vivir un poco mejor la nuestra.

Gracias a Simon y Maite en la primera caravana y a Óscar, por su gran generosidad y compartir sus experiencias de vida, mi más profundo  agradecimiento.

Gracias a todos los compañeros frikis de viaje (entiendo la palabra friki como alguien diferente, a mí me interesan mucho más) desde el primer día éramos un grupo, ha sido de gran enriquecimiento para mí, todavía mantenemos lazos fuertes.

Y lo más importante, gracias al desierto, es una experiencia inolvidable y diferente cada vez que vas, el desierto te acoge, te desnuda hasta adentro, el tiempo se estira de una forma increíble, se vive cada segundo y te deja huella siempre. Es una gran experiencia de soledad y compañía.

No es exagerado, en mi caso, hay un antes y un después de ir allí.

Fabian Ostiz. Barcelona
Caravanas 2009 y 2013

UN PUNTO DE INFLEXIÓN EN MI VIDA.

Fui integrante de la Caravana al desierto en noviembre del 2012 y personP1110409almente fue un punto de inflexión en mi vida. Las constelaciones, el desierto, los bereber, la comida, mis compañeros y la profesionalidad de Oscar Boulé convirtieron el viaje en unos días maravillosos repletos de fructíferas experiencias que marcaron un antes y un después en mi vida.

Alejandro Ferrer. Camallera (Barcelona)  
Caravana Noviembre 2012   

UNA  EXPERIÈNCIA INOBLIDABLE.

Una  experiència inoblidable on entres en contacte amb la sabiduria del desert i la seva gent a la vegada que tens estones per compartir molts bons moments en grup i de connectar amb tu mateix.iq6oCJc4P8d8yJuLkU-Ub1tXAOrpKC1UKpZf7Nv1T9Q

Sònia Burgell.Sant Quirze del Vallès. (Barcelona)
Caravana Noviembre 2013

RECORDS DEL MEU DESERT.

Viatjar per retrobar la simplicitat de les formes.

Caminar per viure el silenci.

Perdre’s en l’immens infinit per refugiar-te en el teu interior i descobrir aquells paisatges oblidats, aquells que amaguem, aquells que ens fan por.

Deixar-se enlluernar per un cel impossible, que per moments sembla que puguis tocar estirant el braç, allargant la mà.

Dormir en la foscor de la lluminosa nit dels mil estels, per somniar en la llibertat més absoluta els petits misteris que encara guardem en aquell calaix que mai obrim.

Deixar que passi el temps en la seva justa mesura, sense presses, sense empentes, jugant a fet i amagar amb el sol.

Hipnotitzar-se amb el foc del capvespre i veure com les brases es converteixen en pans perYzRTI1Y3RryxGs-dnvWQHmHsx3JGSgO5glMTW1rmO68 art de màgia.

Caminar amb la companyia dels savis i els seus elegants camells.

Caminar i deixar-se portar per l’experiència abstracte del subconscient.

Riure, plorar, escoltar, compartir.

Viure intensament amb desconeguts lo desconegut. Els misteris del desert.
Dunes eternes que, com un mar infinit, et regalaran un paisatge
sense horitzó ni referències. Només tu i el teu jo.

Albert Domenech. Barcelona
Caravana Octubre 2013

 

EL GRUPO FUÉ GENIAL.

Tenía muchas ganas de vivir el desierto más allá de una excursión en 4×4 de dos días y una noche en un campamento organizado con jaimeas con aire acondicionado, así IMG_353que me apunté a la caravana de marzo 2013, con Simón y Óscar. Desde luego, esa semana colmó con mucho mis expectativas. El grupo fué genial, pero sobre todo el enfoque, muy distante de retos deportivos y carreras, el ritmo sosegado, las comidas y cenas naturales, el pan recién hecho, las charlas entre nosotros, las constelaciones por las mañanas, las noches durmiendo en solitario bajo el cielo estrellado, hicieron de aquel viaje una experiencia inolvidable.

Recordaré siempre, las llanuras interminables, las dunas caprichosas, los cañones labrados por el agua de cientos de miles de años y, como no, a nuestro guía y los camelleros bereberes, siempre afables y sosegados con una sonrisa permanente en su cara. La profesionalidad y experiencia de Simón y la colaboración de Óscar fueron fundamentales para que esa caravana fuera diferente, con toda certeza, a cualquier otra similar que hubiera podido elegir. Muchas gracias a ellos por poner a mi alcance aquella experiencia.

Julián Rocha. Madrid
Caravana Marzo 2013

10 Respuestas a “Testimonios

  1. Fui integrante de la Caravana al desierto en noviembre del 2012 y personalmente fue un punto de inflexión en mi vida. Las constelaciones, el desierto, los bereber, la comida, mis compañeros y la profesionalidad de Oscar Boulé convirtieron el viaje en unos días maravillosos repletos de fructíferas experiencias que marcaron un antes y un después en mi vida.

  2. Tenía muchas ganas de vivir el desierto más allá de una excursión en 4×4 de dos días y una noche en un campamento organizado con jaimeas con aire acondicionado, así que me apunté a la caravana de marzo 2013, con Simón y Óscar. Desde luego, esa semana colmó con mucho mis expectativas. El grupo fué genial, pero sobre todo el enfoque, muy distante de retos deportivos y carreras, el ritmo sosegado, las comidas y cenas naturales, el pan recién hecho, las charlas entre nosotros, las constelaciones por las mañanas, las noches durmiendo en solitario bajo el cielo estrellado, hicieron de aquel viaje una experiencia inolvidable.

    Recordaré siempre, las llanuras interminables, las dunas caprichosas, los cañones labrados por el agua de cientos de miles de años y, como no, a nuestro guía y los camelleros bereberes, siempre afables y sosegados con una sonrisa permanente en su cara. La profesionalidad y experiencia de Simón y la colaboración de Óscar fueron fundamentales para que esa caravana fuera diferente, con toda certeza, a cualquier otra similar que hubiera podido elegir. Muchas gracias a ellos por poner a mi alcance aquella experiencia.

    Julián Rocha
    Caravana Marzo 2013

  3. Travesía por el Desierto

    Por causalidades de la vida, sin buscarlo, llegó a mí la oportunidad de pasar una semana en el desierto. Me acuerdo que, cuando acudí a una pequeña “charla” sobre la caravana, únicamente para saciar mi curiosidad, lo que simplemente era curiosidad se iba transformando en ilusión.

    Oscar explicó muy poquito… una travesía por el desierto durante cinco días, caminando o en camello, acompañados por una familia de bereberes, la posibilidad de dormir bajos las estrellas y la idea era simplemente no hacer nada…. sentir el efecto desierto! Poquitas palabras y algunas fotos, suficiente para ver como la expresión de su cara cambiaba al explicar sus experiencias y dentro de mi surgía un sentimiento….. Yo quiero vivir eso! Yo quiero sentir lo que Oscar describía como…. efecto desierto!

    Así que, metafóricamente hablando, unas semanas después extendí mi brazo a Mònica, también guía en el desierto y persona que me unió a él, y cogí su mano en busca de una nueva experiencia para mí.

    Recuerdo mis sensaciones días antes de partir…. quería sentir el desierto, el silencio, la tranquilidad, el parar del día a día, sin prisas, dejarme llevar, dejarme cuidar….y aunque tenía el presentimiento de que iba a ser una gran experiencia, nunca imaginé lo que realmente me esperaba.

    La primera toma de contacto de esta gran aventura fue conocer a mis compañeros de travesía el mismo día antes de partir. Casualmente nos juntamos seis generaciones, un amplio grupo aparentemente muy diferentes, pero íbamos a descubrir que, quizás, tendríamos algunas o muchas cosas en común. Y a partir de aquel momento, en el que ya estábamos todos juntos fue cuando empezó nuestro viaje al desierto. Sorpresa tras sorpresa, experiencia tras experiencia iban a suceder sin esperarlas, sin darnos cuenta……

    Atravesamos el ATLAS…. más de 2.000 metros de altura, con paisajes de grandes contrastes y a medida que avanzábamos, iba sintiendo que algo dejaba atrás. Todavía no lo sabía pero, durante los próximos días mi mundo, mi día a día iba a dejar de existir…algo que para mi era imposible sucedió, me olvidé de todo!

    La primera noche ya quise experimentar dormir fuera de las jaimas, aunque todavía muy cerquita de ellas….. pero poco pude dormir. La noche iba avanzando, estirada dentro de mi saco, con la mirada constantemente al cielo, observaba como la luna iba dando la vuelta, de izquierda a derecha, diciéndome que aquella ilusión se había hecho realidad. Fueron muchos los pensamientos aquella noche….. hasta que finalmente me dormí.

    Cada noche buscaba un nuevo lugar, más cerca o más lejos en función del día…. sintiéndome cada vez más a gusto en la inmensidad del desierto y pensando, justo antes de dormir…. qué rápido ha pasado el día “sin hacer nada”. Esta era una de mis inquietudes antes de partir ¿cómo iba a transcurrir el día “sin hacer nada”? ¿me iba a sentir a gusto? las horas, los días…. ¿se iban hacer largos?…. todo lo contrario! Cada día me sentía mejor!

    El amanecer era tranquilo, relajado. Poco a poco nos íbamos despertando antes de que saliera el sol por completo. Sin prisas, sin toque de diana…. los ejercicios de chikung me ayudaban a despertar antes del desayuno que nos preparaban nuestros amigos bereberes.

    Antes de partir cada mañana, teníamos nuestro momento juntos…. momento de compartir sentimientos, emociones, sensaciones…. Una oportunidad, de forma voluntaria, de expresar, de escuchar…

    Cada día, cada travesía a pie era diferente. Recuerdo ratos en los que caminaba sola conmigo, otros que compartía con algún compañero…. Recuerdo conversaciones con Clara, Mariona, Marta, Cristina, Vicky, Mònica, Oscar, Luis, Pere, Roxana, Enzo, Omar…

    La caravana se iba alargando durante el recorrido. Algunos decidíamos caminar, otros subir al camello y simplemente dejarse llevar. Cada uno teníamos nuestro ritmo…. Nos adelantábamos o nos atrasábamos según el día, pero todos nos encontrábamos para estar juntitos y “apiñaditos” bajo una pequeña sombra, descansar y reponer fuerzas para continuar.

    Me vienen a la cabeza muchos momentos de risas que compartimos todos juntos. Momento “Caravan” para pasarnos los platos, chistes, conversaciones escatológicas…. tarareo de canciones populares y otras no tanto como “ a sopar a sopar, és l’hora de sopar” o “bona nit angelets” que fueron surgiendo de forma espontánea a lo largo de los días. Habían otros momentos en los que se explicaban anécdotas o historias personales que nos ayudaban a conocernos y acercarnos a aquellas personas que en otras circunstancias no se hubiera dado, no lo hubiéramos hecho quizás pensando que no tendríamos nada en común.

    Recuerdo los cánticos y bailes de nuestros amigos bereberes muchas noches. Sus sonrisas y como se mezclaban entre nosotros para enseñarnos sus danzas a ritmo de tambores….. que bailábamos junto a ellos, junto al fuego, mientras acababan de preparar el pan.

    Es difícil explicar todas las sensaciones que durante la estancia en el desierto pude experimentar. En primer lugar porque son muchas y podría escribir páginas y páginas sobre ello. Y en segundo lugar porque, aunque las experimenté allí, todavía hoy sigo reflexionando sobre algunas ellas….. transformándolas aquí.

    Aprendí de mis compañeros y ahora amigos….., y me llevo un poquito de cada uno de ellos. Sembré, sin pretenderlo previamente y sin darme cuenta, un nuevo camino a seguir, descubriéndolo una vez ya estaba aquí.

    El desierto me dio lo que ningún otro lugar me había dado hasta el momento. Allí dejé muchas cosas, pero me llevé muchas otras más. La arena del desierto sigue conmigo también al llegar aquí. Esa arena suave que tanto me gustaba tocar, se mezcló entre todas mis cosas…. quedándose para siempre.

    Empezaba mis palabras diciendo que por casualidad el desierto llegó a mí. No sé si existen las casualidades o más bien buscamos, de alguna manera, que se produzcan. Una vez me dijeron…. no es lo mismo si te lo cuentan que vivirlo! FELIZ de haber vivido lo que para mi ha sido una experiencia inolvidable!

  4. He sido integrante en la caravana de noviembre 2015. Ha sido una experiencia inolvidable. Gracias a el equipo bereber, a Omar, a todos los miembros de mi caravana y especialmente a Mariona y Oscar. Volví encantado y unos 2 meses después sigo encantado. La arena, los colores del sol en las dunas, dormir viendo las estrellas, subir las dunas, convivir sin mirar reloj. Ha sido una gran experiencia completamente recomendable.

  5. “El agua purifica el cuerpo y el desierto purifica el alma”

    Ésta fue la primera frase que escuchamos después de pasar una semana inmersos en el desierto y la que simplifica lo que viví allí. La experiencia de estar durante unos días sin estímulos externos y la facilidad en que los sentidos de repente solo saben mirar hacia dentro es espectacular. Durante los dias en el desierto disfrutas del silencio que hay en él. El oído se acostumbra y disfruta del silencio primero externo y poco a poco también interno. La vista se aclimata a los azules del cielo y beige/marrón de las dunas. El gusto igual, los sabores del desierto y la caravana sólo se pueden experimentar allí. Todos los sentidos y estímulos pasan a ser secundarios.

    Gracias a la magia del desierto descubres partes de ti que estaban en la otra parte de la duna y que desde allí puedes visualizar y reconocerlas.
    Definitivamente la experiencia en el desierto, vivir durante unos días en él, caminar, dormir y disfrutar de cada momento ha sido la mejor experiencia que he tenido en mi vida!

    100% recomendable a TODO el mundo!
    A must do!!

  6. ¡Gracias al desierto por lo que ha dejado en mí!
    …La calma de su silencio, la luz y calor de su sol, el azul de su cielo de día y su techo de estrellas en la fría noche…
    Gracias a Òscar por guiarme, gracias a los bereberes por cuidarme y a tod@s l@s caravane@s por acogerme….
    Primero sentí que formaba parte de la naturaleza, luego me sentí parte del grupo y poco a poco me sentí a mí misma.

    El desierto, una vez que lo has vivido, se queda contigo.
    Insh’ Allha!!!!!!
    mariajose (caravana fin de año 2016)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s